.: FUTBOL DE LIGA :.

Libertad goleó a Pacífico por 3 a 0 y dio alcance a Rosario en la cima de la tabla. Nicolás Herrera, Lautaro Marino y Darío Gigena anotaron los goles del equipo de Villa Rosas. Fueron expulsados el DT de los "verdes" Pablo Stortini y Joaquín Curutchet, en los locales.

Comentarios del partido:

EL VERDE OTORGÓ MUCHAS “LIBERTADES” AL MILRAYITAS

En uno de los cotejos que abrió la undécima fecha del Torneo Apertura, Libertad derrotó, como visitante, a Pacífico por 3 a 0 y alcanzó, con la ayuda de la derrota de Rosario, la cima de la tabla de posiciones. Nicolás Herrera, Lautaro Marino y Darío Gigena anotaron los tantos del partido. Fueron expulsados el entrenador del verde, Pablo Stortini y Joaquín Curutchet.

Los cuatro partidos, en forma consecutiva, sin conocer la derrota, desde la asunción de Stortini, en la dirección técnica, le daba a Pacífico ese plus y esa ilusión de conseguir un buen resultado ante el ascendente elenco de Villa Rosas y truncarle la posibilidad de escalar a la cima de la tabla de posiciones, al menos temporariamente.
Sin embargo, el elenco de “Fito” Cuello se mostró como un equipo práctico, seguro en el fondo, inteligente en el medio y efectivo y contundente en los metros finales. Con esas características de juego, le alcanzo y sobró para vencer a un conjunto de Pacífico que no fue ni la sombra de lo que venía mostrando en los últimos compromisos.
La presencia de Gigena en el área rival es un peligro constante para cualquier defensa y en este cotejo no fue la excepción. De sus pies nació la primera jugada de real peligro para el visitante, pero su media volea encontró una buena respuesta del arquero Facundo Olea.
Pero apenas dos minutos después, Herrera recibió, desde un lateral, de Moreno y con poco ángulo, sacó un remate cruzado, aunque algo débil, que se le terminó metiendo en el segundo palo al arquero verde.
La ventaja parcial para el equipo de Villa Rosas terminó por desnudar ciertas deficiencias defensivas del local. Salvo un tiro libre de Menéndez que pasó algo lejos y una acción que generó mucha polémica, tras una supuesta infracción de Poncetta sobre Mellado, dentro del área, después al verde le costó mucho avanzar en el terreno de juego y llegar con cierto peligro al arco rival.
Libertad copó, ganó y dominó el mediocampo y a partir de allí es donde hilvanó un triunfo sin sobresaltos. Sobre los 12min. Herrera lanzó un tiro libre, en forma de corner, desde el sector derecho y Lautaro Marino, ingresando en soledad por detrás de todos, llegó para puntearla y establecer el 2 a 0 parcial.
Minutos después, Sandoval bajó con infracción a Berra dentro del área, pero el árbitro, de flojo cometido, compensó con el anterior en favor del verde y dejó sin sanción.
El segundo tiempo fue más de lo mismo. El verde era puro sacrificio y corazón, pero le faltó volumen de juego. Si bien ya no fue abrumadora la superioridad del milrayitas, Pacífico nunca tuvo ideas para romper la firme defensa de su rival.
Y encima de males, para el dueño de casa, apareció Gigena que, aprovechó una fallida salida del arquero Olea, tras centro de Montenegro (se le escapó el balón) y marcó el 3 a 0. Lapidario. Contundente. Fue el golpe de knock out. Si el verde intentaba madurar de golpe y ensayar un intento de reacción, el tanto del 9 visitante, tiró por tierra toda posibilidad.
La expulsión del entrenador de Pacífico, Pablo Stortini y la del ex Liniers y Comercial, Joaquín Curutchet (había ingresado en el entretiempo para darle mayor movilidad al ataque verde), a pocos minutos del cierre del partido, fueron un reflejo de la impotencia, de los nervios del dueño de casa, que nunca le encontraron la vuelta al partido.
Libertad ganó y recibió una manito de Huracán para treparse a la punta del torneo. Pero no sólo eso, sino que además mostró cualidades interesantes, propias de un equipo que pretende nuevamente pelear cosas importantes.

El Podio:
1 - Pablo Berra: Una verdadera pesadilla para la defensa de Pacífico. Inquieto. Movedizo. Incontrolable. Se movió por las bandas, alternando los sectores con el otro extremo, Alan Montenegro. Volvió locos a todos los defensores, que no sabían cómo pararlo. Hizo amonestar a toda la defensa y hasta sacó de sus cabales a Curutchet, que terminó viendo la tarjeta roja, por fuerte entrada, ante el diminuto delantero milrayitas.
2 - Darío Gigena: Quizás contó con pocas situaciones concretas de gol, pero igualmente se las ingenió para generase sus propias oportunidades. Su sola presencia en el área rival, es un peligro latente. Como todo goleador, parado en el momento y el lugar oportuno para marcar el tercero y liquidar la historia.
3 - Nicolás Herrera: Aportó sacrificio, entrega, garra y corazón. Además de buen juego desde la mitad de la cancha. Fue el que abrió la puerta del triunfo para su equipo.

El Árbitro:
Oscar Perotti: Flojo cometido. Dejó estirar demasiado la cuerda y permitió alguna que otra acción con desmedida fuerza. Dejó sin sanción al menos dos penales y quedaron muchas dudas en un tercero. Algo lejos de la jugada.

MARIANO ANDRÉS FERRACUTI
FÚTBOL DE LIGA


 
 
 
. : : Fútbol de Liga : : .
Bahía Blanca - Buenos Aires - Argentina