.: FUTBOL DE LIGA :.
 
Liniers superó a Villa Mitre por dos a cero en cancha de Libertad y se consagró Campeón del certamen Clausura. Julio Acosta y Juan José Ramírez, en el complemento, anotaron los goles de los "chivos". Es el décimo octavo título de Liniers en el historial.

Comentario del partido:

Liniers cerró el año gritando campeón

En el Manuel Manzano de Villa Rosas, Liniers le ganó 2 a 0 a Villa Mitre por la final del Torneo Clausura "Oscar Moran". El conjunto del "chivo" se adjudicó el título de cierre de año gracias a los goles de Julio Acosta y Juan José Ramírez.

Villa Mitre logró forzar la final del Torneo merced del buen trabajo realizado en los playoffs tras superar a Liniers con un global de 3-1. La última y decisiva, se jugó en el escenario de Libertad.
Allí estaban dos equipos con diferentes trabajos en la semana. Uno con cierta preocupación y en el vistaje minucioso de cómo remontar el antecedente, y el otro con los ánimos bien elevados tras llegar a ésta instancia.
En el primer tiempo no ocurrió demasiado. Se juntó la iniciativa de Villa Mitre en la presión y el cómo incomodar al rival, pero se le sumó la imprecisión. Por el lado de Liniers no encontró el rumbo durante ese tramo del cotejo.
Con la novedad y mala noticia para el local tras la lesión de Soto Torres. Molestia que lo alejó del verde césped a los 15 minutos tras ser reemplazado por Romero.
La gran duda y polémica nació con un empujón de Mauro Martínez sobre Erbín. ¿Exageró el jugador? Sí. Pero también cabe destacar los brazos extendidos del marcador central de Liniers. Andreis omitió la jugada, no sancionó penal.
La más importante fue para el tricolor. Un juego que comenzó en el centro con Enzo González y una asistencia para Parra que ingresó por derecha y con terreno remató hacia al arco de Partal. El esférico reventó el travesaño.
El chivo respondió, pero con un ataque que prometió más de lo que concretó. Confusión en la saga central y una definición débil por parte de Acosta.
Cero a cero. Marcador en blanco hasta el momento. Con propuestas diferentes, pero con situaciones muy similares. Poco y nada.
En el complemento la ecuación cambió. Liniers tuvo otra cara, pero Villa Mitre supo reponerse y también buscó su gol.
El partido se abrió. Terreno fértil para los elementos que se destacaron ya sea por su trayectoria o más bien por el año.
La primera fue una genialidad de Juan Ramírez a los 8 minutos del segundo tiempo, luego de una jugada colectiva interesante que abrió hacia la derecha tras el ingreso de Acosta y posterior remate de Cerato en la cual exigió a David Rodríguez que la mandó sobre el córner.
Un minuto más apareció una contra rápida comandada por Erbín, Enzo González y Jara que finalizó con un remate cruzado.
Esa jugada fue seguida de un gran tiro libre de Enzo González y una pifia a la pelota de Vallejos cuando había quedado solo frente a Partal.
Villa Mitre se despertó. Así y todo, los goles que no se hacen en un arco…
Liniers implementó esa premisa. A los 21 minutos, Onorio no dio por perdida un cruce de Rosales. El volante creativo le punteó la pelota cuando le llegaba a Balvidares, desbordó y se la dejó servida a Acosta, que dentro del área y con posibilidad de remate, es gol. Así fue. Anotó el primero del desahogo para todo el hincha chivo que se acercó al Manuel Manzano.
Pasaron 9 minutos para la próxima jugada de peligro. Y como Liniers se infló, consiguió aumentar el marcador. Partal sacó desde el fondo, Juan Ramírez la bajó y creó una pared de primera con Cutrín (que inició de stopper por izquierda y llegó como volante ofensivo). Le quedó finalmente a JJ donde la acomodó de pecho y remató con un fuerte zurdazo sobre el palo izquierdo del golero tricolor.
Allí Villa Mitre se enfocó para el descuento, pero no lo logró. Correcto. Con la misma dinámica. Sin demasiada pierna fuerte, salvo la de Balvidares sobre Onorio. El elenco de Daniel Correa buscó ante un albinegro bien parado y muy confiado con el resultado.
Sacó chapa. Demostró el currículum con varios jugadores. Y esperó el pitazo final de Andreis. Liniers pegó el grito en el cielo y lo hizo para un nuevo título. Con juego, fútbol y solo fútbol, Carrio sumó una estrella más en la rica historia del chivo en el ámbito liguista.

El Podio:
1 – Julio Acosta: Apareció el eterno goleador. No pudo en la primera, sí en la segunda. Hizo de todo con la pelota. La defendió como si fuese la última de su carrera. Contagió cuando a pocos minutos del cierre, siguió peleando ante los defensores estando lejos de sus compañeros. Definió el gol que inició Onorio.
2 – Juan José Ramírez: Pared exquisita y de primera con Cutrín para la concreción del segundo gol. Su gol definió el título para Liniers. Un Cutrín que jugando de stopper, tuvo mucha proyección. Gol con coherencia por lo realizado en los minutos transcurridos. Cada vez que se conectó con Onorio, hicieron la diferencia.
3 – Mauro Martínez: Firme. Voz de mando en una gran disposición táctica desde lo defensivo. Tres abajo y él comandó. Menna se supo acomodar en la saga con él cuando tuvo que hacerlo, quedando Trídico de 5. Muy correcto en los cruces.

El Árbitro:
Lautaro Andreis: Regular. No estuvo fino en la jugada polémica de Mauro Martínez sobre Erbín. Dejó un cruce fuerte de Balvidares sobre Onorio. No fue claro para varios jugadores en las sanciones pitadas. Alguna desconexión con los líneas, principalmente con el 1, Molina, aunque luego se acomodó.

Alex Lagos
Fútbol de Liga


 
 
. : : Fútbol de Liga : :
Bahía Blanca - Buenos Aires - Argentina